Blog

NUESTRA TRIBUNA DÉCIMO OCTAVA CON MARTA GARROTE… HUÉRFANOS DE LA IZQUIERDA.

MARTU TRIBUNA

Anuncios

VIDA DE NÉSTOR MAKHNO. EL EJÉRCITO NEGRO ANARCOSINDICALISTA UCRANIANO (GORKA ARÉVALO EN EL BLOG “CON UCRANIA”).

cuadro makhno“La epopeya makhnovista es demasiado grave, sublime y trágica, está demasiado fuertemente regada con sangre de sus participantes, es demasiado profunda, complicada y original para que se pueda uno permitir tratarla a la ligera, apoyándose, por ejemplo, en los relatos y los testimonios contradictorios de diversos personajes.

[…]

Que el lector no se haga anarquista jamás: no es obligatorio serlo. Pero lo que debería ser verdaderamente un deber de todos es conocer al anarquismo”.

Volin, Mayo de 1923

Néstor Ivanovych Makhno [en cast. también Majnó] nació el 27 de octubre de 1889, en Gulaipole, una pequeña aldea al este de Ucrania, en la región de Ekaterinoslav (actual Dniepropetrovsk), entonces bajo el Imperio Ruso. Murió el 25 de Julio de 1934 en París, Francia, ya en el exilio.

Vida de Nestor Makhno

Nestor Makhno nació en una familia de campesinos. Su padre, siervo, murió teniendo Makhno no más de diez meses, por lo que tuvo que trabajar desde joven para ayudar a su familia económicamente. Apenas con siete años comenzó a trabajar. Primero en el campo, después, siendo algo mayor, consiguió trabajo como peón. Comienza a politizarse desde joven y ya comparte con algunos de sus compañeros de trabajo el odio hacia los propietarios. Participa en la revolución de 1905. Se organiza, con tan solo 16 años, en el movimiento anarquista.

En 1908 es apresado y condenado a la horca por asociación anarquista y participación en actos terroristas. Su corta edad hace que conmuten su pena de muerte a cadena perpetua. Es trasladado a la prisión de Butyrka en Moscú, pasará casi nueve años en prisión. Al ser preso político, tenía derecho a reunión y acceso a una inmensa biblioteca, donde podía leer todo tipo de libros, muchos de ellos requisados. Leía principalmente historia y geografía. Conoció allí a un anarquista, Piotr Arshinov, del que recibiría gran influencia, ya que este tenía más conocimientos que Makhno. Piotr Arshinov se uniría más tarde a la Makhnovshchyna.

Alemania declara la guerra a Rusia en 1914, Rusia se moviliza. Revolución de Febrero de 1917, el zar abdica. Amnistía para los presos políticos, sale de la cárcel, tiene 28 años.

Vuelta a Gulaipole y Makhnovtchina

El movimiento makhnovista se nombró por Nestor Makhno, ya que desempeñó un papel clave en el movimiento desde el principio. De hecho, Makhnovshchyna significa literalmente “Movimiento de Makhno”.

Una vez Makhno sale de la cárcel, vuelve a Gulaipole. Llega con una fuerte convicción en el trabajo libre y en la solidaridad.

Como en las aldeas y en los pueblos no había representación bolchevique y las directivas del gobierno central llegaban tarde o no llegaban, comienza a organizar comités de campesinos y de obreros. Makhno actua a un ritmo exhaustivo, trabaja en la fábrica y va a tantas asambleas como le es posible. Se encuentra con un grave problema: los campesinos no tienen conocimiento teórico alguno a pesar del momento crucial que vivían. Aun así, el campesinado de Ucrania tenía un fuerte arraigo a su tierra y estaba acostumbrado a luchar por ella debido a los constantes saqueos que solían sufrir.

Una inminente guerra civil acechaba, Lavr Kornilov (general blanco) avanzaba hacia Petrogrado. Entre obreros y campesinos organizan un comité de defensa para defender la revolución, del que nombran responsable a Makhno.

Tras meses de debates en aldeas y talleres, acuerdan desarmar a los propietarios y quitarles las tierras. Por primera vez, reúnen todas las actas de propiedad y las queman. Comienzan a construir su futuro en el que el pueblo era soberano de su tierra.

Se reparten las tierras con una máxima simple, a cada uno según sus necesidades. También reparten los imprescindibles utensilios para trabajar el campo y los animales. En Gulaipole se organizan cuatro comunas, en las que los campesinos participarían de manera voluntaria, se unían por familias o afiliaciones. Algo más lejos de Gulaipole se organizan otras basados en los mismos principios asamblearios. Rechazan todo partido político y niegan cualquier concepto de estado.

makhnoSe derrumbaron las cárceles y se dio trabajo a los presos.

Querían un nuevo sistema de educación, no acorde al del antiguo régimen. Al no tener un método de enseñanza, adoptaron la del anarquista español Francisco Ferrer i Guardia. Trataron de traer profesores cualificados de las ciudades. Piotr Arshinov participó en el ámbito cultural y educativo del Territorio Libre.

El movimiento makhnovista suele encasillarse principalmente en la vertiente anarquista conocida como “anarco-comunista”, basado a grandes rasgos en las propuestas del teórico anarquista Piotr Kropotkin

Algunos apuntes acerca de la Guerra Civil Rusa y su repercusión en el Territorio Libre

Octubre de 1917, los bolcheviques llegan al poder. Al principio, el campesinado de Ucrania recibe la noticia con agrado. Pero se mantienen alerta, ya que llegan los primeros comisarios con las primeras directivas.

Debido a una debilitada Rusia, en Ucrania comienzan a movilizarse los nacionalistas formando la República Popular Ucraniana (Українська Народна Республіка).

Primero se crea una Rada Central Ucraniana (1917) que apenas durará un año. Tras el tratado de Brest-Litovsk firmado entre la alianza austro-germana y las autoridades bolcheviques (3 de marzo de 1918), las tropas austrohúngaras y germanas ocuparon Ucrania. Con la ayuda de estos, se dio un golpe de estado y se instauró el Hetmanato, gobierno colaboracionista. De ahí a un año los ocupantes abandonan Ucrania y toma el poder el Directorio (1918-1920).

Tras el tratado de Briest-Litovsk, los bolcheviques desocuparon Ucrania y la ocuparon las tropas austro-germanas. Los insurgentes de Ucrania lo ven como una traición. Los bolcheviques abandonaron al campesinado de Ucrania a su suerte. Junto con el gobierno colaboracionista, los terratenientes quieren recuperar sus tierras y comienzan a hostigar a los campesinos del Territorio Libre. Las tropas alemanas ocupan y se asientan en Gulaipole.

En junio de 1918 Makhno llega a Moscú, enviado por el Consejo Insurgente de Gulaipolé. Se entrevista con Piotr Kropotkin, quien lo acoge paternalmente. Se entrevista también con otros anarquistas y con los bolcheviques Yákov Sverdlovsk y Vladimir Lenin. Makhno tuvo la sensación de que la revolución moría en Moscú. Por un lado, los bolcheviques se daban codazos por el poder y por el otro lado, los trabajadores estaban consagrados no a construir su propio futuro, sino al poder y a la dictadura del proletariado. Makhno decide volver a Gulaipole.

Verano de 1918. Makhno consigue un salvoconducto en el Kremlin, necesario para cruzar la frontera custodiada por las tropas alemanas. Vuelve a Gulaipole y organiza un grupo de campesinos para atacar a las tropas asentadas en Gulaipole, su nombre se extiende como la pólvora por el campesinado de toda Ucrania, muchas veces como Bat’ko (padre) Makhno (Батько Махно), empieza a tomar forma el Ejército Negro.

Comienzan a publicar el periódico “El Camino de la Libertad”, en ruso y en ucraniano.

En noviembre de 1918 estalla la revolución en Alemania. Las tropas de ocupación abandonan Ucrania. El Territorio Libre se extiende y agrupa gran parte del sureste ucraniano.

nmLa primavera-verano del año 1919, el Ejército Blanco se reagrupa bajo las órdenes de Antón Denikin. La ofensiva es inminente. Por ese momento había una gran tensión entre los makhnovistas y los bolcheviques, contando varios conflictos. Sin embargo, la reagrupación del enemigo común hizo necesaria la alianza.

Ante la amenaza, el Ejército Rojo instala un Soviet Militar provisional en el Territorio Libre, con la obligación de hacer cumplir las órdenes venidas de Moscú. Se organiza el Primer Congreso de Insurgentes de Gulaipole, con representantes de alrededor de un millón de personas, tras el debate su conclusión acerca de las ordenes venidas de Moscú es tajante “nos negamos a elegir entre el poder de un partido o el de un propietario”.

Se organiza un segundo congreso, con 72 delegados representantes de más de dos millones de personas. Al final del congreso llega la noticia de que los organizadores son acusados fuera de la ley y el consejo de contrarrevolucionario, la acusación viene firmada por Dybenko, comandante de la división bolchevique. En este momento Makhno está en el frente. Trostky escribe un artículo donde, por primera vez, se acusa al Consejo Insurgente de “panda de bandidos, asesinos, saqueadores y pequeños propietarios”.

Fin de la Guerra Civil y “fin” de la makhnovtchina

Finalmente Piotr Wrangel estaba a cargo del Ejército Blanco en Crimea, fue derrotado en una acción conjunta entre el Ejército Negro y el Ejército Rojo el noviembre del año 1920, las tropas zaristas restantes fueron evacuadas a Estambul.

Desaparecido el enemigo común, volvieron a aflorar las confrontaciones entre el Movimiento Insurgente Revolucionario de Ucrania y el poder del Soviet Central. Tras la victoria en Crimea, representantes del Consejo Insurgente iban a discutir un acuerdo federativo con los bolcheviques, pero estos últimos detuvieron a los representantes del Consejo Insurgente y los fusilaron.

Comenzó una guerra entre el Ejército Negro y el Ejército Rojo. El Ejército Negro contaba con menos efectivos que el Ejército Rojo, por lo que fueron batallas desiguales por lo general. Sin embargo, la táctica del Ejército Negro le permitió resistir, como hizo antes, contra ejércitos mayores, la táctica consistía en desmoralizar al enemigo librando pequeños combates y retirándose rápidamente para volver a atacar de nuevo sin previo aviso.

En cierto momento Makhno trató de volver al campesinado de Rusia contra el poder central de Moscú, lo que consiguió parcialmente. Algunos anarquistas también acudieron en su ayuda. La última rebelión en territorio ruso contra el poder bolchevique fue entre el 1 y el 18 de marzo del año 1921, al norte de Rusia. Rugió el eco del grito makhnovista en la rebelión de Kronstadt, a la vanguardia estaban los anarquistas, seguidos por socialistas revolucionarios desencantados con el poder bolchevique. Stepán Maxímovich Petrichenko, de fuerte influencia makhnovista, lideró la rebelión de Kronstadt.

nestor-maknoTras casi un año de combates, Makhno, herido en el vientre, con el tobillo roto y una herida en el cuello, es trasladado al extranjero por decisión del Consejo Insurgente.

Rompiendo el cerco soviético por el río Dniéster se exilia con otras 77 personas, muchas de ellas heridas. El Ejército Negro, aun no suponiendo una amenaza para el Ejército Rojo, lucha hasta el año 1924.

Pasa por Rumanía, Polonia y Alemania, termina asentándose en París donde se encontrará con algunos compañeros exiliados, Piotr Arshinov y Volin entre otros, con quienes publicará la revista Dielo Truda y llevará una actividad anarquista en la medida en la que le permitan las autoridades francesas. En París es donde acabará su vida, de tuberculosis, rodeado y apoyado por compañeros anarquistas el 25 de julio de 1934 sin haber vuelto jamás a su tierra natal. Será incinerado y a su entierro acudirán cerca de 500 personas entre ellas españoles, italianos, franceses y exiliados rusos.

La cuestión nacionalista de Ucrania en el pensamiento de Makhno

Durante el exilio, el pensamiento de Makhno respecto del Nacionalismo Ucraniano tuvo cierto desarrollo, aunque sus convicciones anti-estatalistas lo previnieron de hacerse nacionalista. Makhno llegó a creer que los anarquistas ucranianos sólo tendrían futuro “ucranianizánsose” para llamar la atención de otros sectores. También se dice que lamentó escribir sus memorias en ruso y no en ucraniano. El pulso nacionalista es notorio en algunos de sus artículos publicados en la revista ‘Dielo Truda’ e incluso en su texto ‘Mi visita al Kremlin’.

En su texto ‘Mi visita al Kremlin’, Makhno habla de sus entrevistas con Yacov Sverdlov y Vladimir Lenin, a quienes describe como chovinistas rusos. Es remarcable la entrevista con Lenin, en la que Makhno se ve molesto con la manera en la que el dirigente bolcheviques habla de Ucrania al tratarla como ‘Sur de Rusia’. Makhno le dice a Lenin:

“Pero debo decirle, camarada Lenin, que su afirmación de que los anarquistas no entienden “el presente” de forma realista, no tiene ninguna conexión real con ella y que lo demás es, fundamentalmente erróneo. Los anarquistas-comunistas en Ucrania, o en el ‘sur de Rusia’, para ustedes los comunistas-bolcheviques que tratan de eludir la palabra Ucrania, digo, ya han dado muchas pruebas de que están firmemente plantados en «el presente»”.

My visit to the Kremlin, N. Makhno

Además después del tratado de Briest-Litovsk, Ucrania quedó fuera de la influencia de Rusia, lo que deja entender que Ucrania no es el ‘sur de Rusia’, como la llamaban los bolcheviques:

“Lenin exclamó inmediatamente: “así que, camarada, ve mañana a la tarde o cuando quieras donde el camarada Karpenko y pídele lo que necesites para entrar en Ucrania clandestinamente. Te dará una ruta para cruzar la frontera”.

“¿Qué frontera?” Pregunté.

“¿No te has enterado? Se ha impuesto una frontera entre Rusia y Ucrania, hay tropas alemanas custodiándola” dijo Lenin irritado.

“Sin embargo, sigues considerando Ucrania como el ‘sur de Rusia’’” le repliqué”.

Ibid

En Dielo Truda también publicó textos acerca de la cuestión nacionalista en Ucrania:

“Esta ocupación disfrazada, incita a las masas a una cierta reacción chovinista dirigida contra los extranjeros. No en vano estos señores bolcheviques rigen Ucrania desde Moscú, escondiéndose detrás de sus “perros de paja” en Ucrania: es el creciente odio de las masas ucranianas el que ha desembocado este curso. Es la naturaleza misma del despotismo bolchevique el que está impulsando a los trabajadores ucranianos a buscar formas de derrocarlo y de avanzar hacia una sociedad nueva y verdaderamente libre […] artículos específicos en la “Constitución de la URSS”, ofrecen a todos los pueblos que componen la Unión el pleno derecho de libre determinación, incluso de secesión. Todo lo cual es, por supuesto, un mero espectáculo”.

Dielo Truda Nº 19, diciembre de 1928

Siguiendo con su anti-estatalismo, advierte a los trabajadores de Ucrania que no han de luchar sólo contra el gobierno extranjero, sino que no deben admitir uno independiente y que han de luchar por su propia libertad de toda forma de opresión.

Impacto makhnovista

En París, Makhno se reunió con los famosos anarquistas españoles Buenaventura Durruti y Francisco Ascaso en 1927. Sostuvo que en España “las condiciones para una revolución con un fuerte contenido anarquista son mejores que en Rusia”, porque no sólo había allí “un proletariado y un campesinado con una tradición revolucionaria cuya madurez política se mostraba en sus reacciones”, los anarquistas españoles tenían “un sentido de organización que nos faltaba en Rusia”, dijo Makhno. Además elogió la organización de la FAI (Federación Anarquista Ibérica) y escribió algún artículo en Dielo Truda dirigido a los anarquistas españoles.

Durruti acudió al entierro de Makhno, sus palabras fueron:

“Hemos venido a saludarle, al símbolo de todos los revolucionarios que lucharon por la realización de las ideas anarquistas en Rusia. También Venimos a presentar nuestros respetos a la rica experiencia de Ucrania”

Durruti: El pueblo armado, Abel Paz, p. 88

En la Guerra Civil Española participaron algunos makhnovistas. En el 4º Batallón “Mickiewicz Palafox”, integrado XIII Brigada Internacional, constituido mayormente polacos, había también decenas de sobrevivientes makhnovistas. Lo confirma el sociólogo argentino Cristian Ferrer. Algunas fuentes afirman que también en la Columna Durruti hubo algunos y que afirmaron que Makhno, de estar vivo, hubiera ido a luchar sin dudarlo. Lo afirma Libcom en su texto “Makhno, Nestor, 1889-1934”.

Cuando cayó Cataluña, los makhnovistas que quedaban cruzaron los Pirineos. Se dice que la bandera negra siguió ondeando durante la segunda guerra mundial. Hay certeza de que alrededor de Kiev, en torno al makhnovista Óssip Tsébry se organizaron partisanos en 1943, luchando contra nazis y stalinistas por igual. Esto lo confirma el historiador franco-húngaro Frank Mintz.

Cuando murió Stalin (1953), en los presos de los gulags afloró la esperanza de recibir amnistía o, al menos, mejores condiciones. En uno de los gulags se alzó una bandera negra donde ponía ‘Makhno’. Hubo muchas revueltas en los gulags, la más fuerte en el gulag de Kengir (Kazakstán) , en la que había un gran número de presos ucranianos, conocido como “Centro Ucraniano”, puede que fuera ahí donde se alzó dicha bandera.

Curiosidades

El 12 de junio de 1919, los bolcheviques firmaron un armisticio con el Hetmanato, lo que envolvía cierto reconocimiento de la autonomía del Estado Ucraniano.

Emma Goldman y Alexandr Berkman visitaron a Lenin para alegar en favor de los anarquistas encarcelados. Lenin dijo “¿anarquistas? ¡Eso es un sinsentido! Tenemos bandidos y makhnovistas en prisión, pero ningún anarquista ideológico”.

El Territorio Libre recibió repetidas veces soldados del Ejército Rojo, del Ejército Popular Ucraniano (de la República Popular Ucraniana) y del llamado Ejército Verde (que eran más bien alzamientos espontáneos de campesinos rusos contra todo bando gubernamental), que decidían unirse voluntariamente al Territorio Libre y/o al Ejército Negro. De hecho, al haber derribado las cárceles, los prisioneros de guerra que no se les uniesen voluntariamente, solían ser devueltos.

Se vertieron muchas mentiras acerca de Makhno. La más grave fue la de anti-semitismo. Makhno escribiría varias veces en defensa de los judíos. “Además – dice Arshinov- existía una batería de cuatro escuadrones donde todos, comandantes y soldados, eran judíos”, y había también unidades mixtas. El historiador bolchevique Yemelyan Yaroslavsky contribuyó a estas acusaciones de antisemitismo. Incluso algunos anarquistas se creyeron aquella historia, así como Sh. Yanovsky, editor de “Freie Arbeiter Stimme” en Yidish. Una semana después de la muerte de Makhno escribiría:

“Ahora sé que todas mis acusaciones de antisemitismo contra Makhno se erigieron entorno a las mentiras vertidas por los bolcheviques y al resto de sus crímenes hay sumarle este gran crimen de asesinar la grandeza y la pureza de este luchador por la libertad”.

My visit to the Kremlin, Appendix

Kropotkin escribió en 1919, cuando apenas llegaban noticias a Moscú sobre la makhnovtchina y makhno:

“Digan de mi parte al camarada Makhno que tenga cuidado consigo mismo, porque hombres como él quedan ya muy pocos en Rusia”.

Historia del movimiento makhnovista, Piotr Arshinov, p. 202

El único monumento de la región que lleva el nombre de Nestor Makhno es uno que está a 20Km de Gulaipole dice, “aquí están los soldados del ejército rojo muertos en manos de Nestor Makhno”.

Piotr Arshinov volvió en 1930 a Ucrania, ya formada la Unión Soviética. Aunque volvió con la condición de escribir en contra de lo que ya escribió en Dielo Truda en contra de la Unión Soviética. Supuestamente Arshinov tenía intención de agitar las masas de trabajadores ucranianos contra el gobierno bolchevique y reavivar la llama makhnovista. Desapareció en una de las Grandes Purgas y posiblemente sería fusilado alrededor de 1937.

Suele atribuirse el invento de la “tachanka” a Nestor Makhno. La “tachanka” es una ametralladora integrada a un carro remolcado por caballos.

“El makhnovismo se encuentra pues ahora en una nueva situación:
se abre una nueva etapa en la lucha por la revolución social.

¿Cuál será esa lucha?

La vida misma decidirá las formas y el carácter que revestirá. Una sola cosa está fuera de duda y es que hasta estos últimos momentos el movimiento permanece fiel a la humanidad oprimida, que hasta su último día luchará y que estará dispuesto a morir por el gran ideal de la clase trabajadora: por la libertad y la igualdad.

El makhnovismo es constante e inmortal”.

“Historia del movimiento makhnovista”, Piotr Arshinov p.219

A día de hoy, el colectivo anarquista de ucrania avtonomia (Автономнаkolchenko спілка трудящих) sigue haciendo talleres sobre Makhno. Junto con el colectivo Nihilist (Нигилист) piden la libertad del anarquista, activista social y antifascista crimeo Alexandr Kolchenko, que se opuso a la anexión de Crimea. Fue hecho preso, junto a otros activistas, por el FSB ruso acusado de terrorismo, sin ningún tipo de prueba. A día de hoy está en la prisión de Lefortovo en Moscú.

 

DESCUBRIENDO A MIHAI EMINESCU A TRAVÉS DE LA ASOCIACIÓN “LA TRICOLOR” (14/I/18).

EMINESCU IEn el 168 Aniversario del nacimiento del poeta rumano Mihai Eminescu hemos asistido, en la Embajada de la República de Moldavia,  a una tarde de poesía y de conocimiento mútuo. El poeta Mihai Eminescu -que exaltó el amor por una Gran Rumania fuerte, independiente y unida- nos ha llevado a conocer más de una nación no siempre comprendida y muy lejana para la mayoría de los españoles. Rumanía y Moldavia, dos hermanas a las que el futuro debería deparar una unidad irremediable. De la mano de Larissa Vlahh y de Jorge Partenariado, se procedió a una lectura emocionante de una selección de versos del poeta. Vale la pena leerlo y haberlo descubierto. Existe una antología bilingüe de su obra editada por Cátedra.

EMINESCU VLa Asociación Cultural “La Tricolor” y su labor de amistad Hispano Moldava, sigue adelante en dar a conocer al público español las riquísimas esencias culturales de un pueblo antiguo y sabio. Moldavia supo acogernos con su hospitalidad y su cultura en esa hermosa tarde de domingo. Muchas gracias por la invitación… va multumesc foarte mult pentru invitație.

EMINESCU IILA PRINCESA DE LOS CUENTOS.

Las brumas blancas, brillantes,
hacen nacer a la luna,
surgen del fondo del agua
y se extienden por el llano.

Las flores se juntan para
romper las telas de arana,
y el vestido de la noche
le prenden piedras preciosas.

Cerca del lago las nubes
tejen una fina sombra
que se estremece al cortarse
de ondas y manchas de luz.

Abriendo paso en los juncos, la niña dulce se inclina,
lanzando petalos rojos
sobre las magicas ondas,

para mirar como un rostro
fugitivo huye en el agua,
pues el lago esta encantado
al conjuro de San Miércoles.

EMINESCU IIIPara que el rostro aparezca,
le tira rosas tempranas,
pues la rosa está encantada
el conjuro de San Viernes.

Mira…A la luna relumbran
su rostro y rubios cabellos,
mientras en sus ojos claros
se juntan todos los cuentos.

UNA PROPUESTA PARA DEBATIR (EDUARDO LÓPEZ PASCUAL EN “EL MUNICIPIO” 15/1/18).

EDUARDOA la vista del anuncio por parte de dos formaciones falangistas, aun con todas mis reservas, en el que se nos dice la unión temporal entre Falange Española de las JONS (FE de las JONS) y FE La Falange, con la que parece afianzar el alejamiento democrático de ambos partidos, quiero ofrecer, una propuesta muy personal, que espero cuando menos que sea tratado y debatido con serenidad y calma.

Como falangista de a pie, que considero plenamente válida la alternativa nacional sindicalista, el ideal joseantoniano, de unidad, vida y justicia social, pero como dijo nuestro fundador de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, aspirando a una vida apacible y democrática, TENEMOS LA OBLIGACIÓN MORAL DE OFRECER AL PUEBLO ESPAÑOL NUESTRA RESPUESTA.

En ese sentido, propongo que los dos partidos falangistas que se manifiestan abiertamente democráticos, Falange Auténtica (FA) y el Movimiento Falangista de España (MFE), formalicen una coalición con efectos duraderos o permanentes, que podría aparecer ante los procesos electorales bajo el nombre de “Alternativa Falangista”, o algo parecido, con un mínimo programa a saber:

– El hombre y la mujer son el eje del sistema.

– Defensa de la vida desde su nacimiento.

– La unidad de España es irreversible.

– Rechazo del capitalismo depredador y salvaje.

– Creación de una economía sindical y cooperativista.

– Libertad y respeto a todas las iglesias católicas.

– Condena de toda acción discriminatoria y violenta.

– Afirmación de Los derechos del hombre y la democracia.

En Cieza (Murcia), Enero del año 2018

DESDE LA DISTANCIA… “DESDE PROVINCIAS” (CARLOS LEÓN ROCH EN “EL MUNICIPIO” 15/1/18).

Carlos-Leon-RochEs una típica expresión castiza, madrileña, que los que hemos vivido nuestra larga vida estudiantil en Madrid, asumimos con displicente sonrisa… Porque, en efecto, en Cartagena somos “provincia” ¡o ni siquiera eso, pese a los 400.000 habitantes comarcales!..

Pero es broma.

No es broma el sentimiento de tristeza que produce el adusto comunicado del Movimiento Falangista de España (MFE), porque si esos camaradas no estaban dispuestos a participar en ese enésimo intento “funcional” iniciado por Falange Española de las JONS (FE de las JONS) y por FE-La Falange, podían haberse callado, simplemente. O haber expuesto sus principios, sus prioridades… sin ofender gratuitamente a gentes, camaradas y grupos que enarbolan la bandera roja y negra en difíciles circunstancias… como también lo hace el Movimiento Falangista de España (MFE).

Hace muchos, demasiados años, nuestro grupito “de provincias” avalado por su insignificancia y por su falta de protagonismo personal, propició la reunión de los grupos con específica y exclusiva denominación falangista… pero alguien pensó que éramos un “submarino” de “alguien”… Y aquello, claro, fracasó.

Naturalmente, en los planteamientos y en los métodos que afrontan los dos partidos llamados a la unidad funcional electoral existen diferencias, como existen en relación a MFE, como existen en las diferentes facciones en otros partidos. La evidencia de esas diferencias en PP.; PSOE ; Podemos etc.etc, eximen de ulterior aclaración… pero no se enfrentan “de puertas afuera”.

 

Los estimados -y esperados durante decenios- dirigentes de esos partidos falangistas saben, sin duda, que sus militancias son, apenas, la punta de un enorme iceberg sumergidos en millones de “falangistas sin falange”, en ansiosa espera de un liderazgo generoso, aglutinador de tendencias y propicio al abrazo.

Naturalmente que la aspiración a una vida “apacible y democrática” está en la esperanza de todos los joseantonianos, pese a que la frase fuera pronunciada mucho antes de la Fundación, precisamente en la época realmente juvenil, paterno- filial y “derechista” de José Antonio Primo de Rivera.

Unos y otros dirigentes, a los que muchos estamos ansiosos de seguir, deberían atreverse a convocar un gran Congreso Nacional Abierto a todos los que, explícitamente, se declaren falangistas… y solo a ellos. Ahí se decidirá “democráticamente” los nuevos Puntos, las nuevas directrices, las nuevas propuestas.

Millones quedamos en espera.

Arriba España.

DIOS NOS LIBRE DE LOS FEDERALISTAS (DEL BLOG “MADRID ES CASTILLA”).

mapa_espana_provincias2

Voy a ser lo más claro y conciso posible, dadas las fechas y calores estivales en los que estamos. Algunos hablan desde hace meses de reformar la Constitución para darle una estructura federal al país. Bien, no es cierto. Quieren reformar la Constitución para darle más privilegios a dos regiones. Cataluña y País Vasco. ¿Como me atrevo a afirmar esto?.

Pues porque este debate se ha originado a raíz del llamado “conflicto catalán”. Aquel que empezó con el ultimátum de Artur Mas a Mariano Rajoy. “O me das un cupo como el que tienen los vascos o hago un referéndum para largarme” (vino a decir el del 3%). La respuesta de Mariano no se hizo esperar. “NO”. A partir de entonces se han sucedido los espectáculos de manifestaciones, maquillajes, piruetas y no pocas sandeces de unos y otros. Pero en medio de todo esto apareció el nuevo “iluminado” del PSOE, Pedro Sánchez. Diciendo que él y solo él tenía la solución al problema. El estado federal y la nación de naciones. Y lleva con la monserga desde hace meses, mientras desde Cataluña el catalanismo le ha respondido que quieren la independencia y solamente la independencia. Pero no se da por aludido.

¿Y en que consiste ese pretendido federalismo de los socialistas y su nación de naciones?.

Pues en eso, darle más privilegios a los que ya gozan de ellos y cambiar de nombre al estado autonómico por estado federal. Donde cada estado federado tendría la categoría de nación. O sea, Madrid sería una nación. Y la Rioja o Cantabria. No es broma. Así lo plantean abiertamente los tuercebotas de Ferraz.

(http://www.elespanol.com/espana/20170813/238726446_0.html )

Y hablando de tuercebotas. Exactamente lo mismo piensan desde Podemos e Izquierda Unida. Serían capaces de llamar naciones a Castilla y “León” o Castilla La Mancha, con tal de no reconocer, mencionar o tan solo pensar en esa otra nación histórica que fue, es y será CASTILLA. Por que si Castilla no es nación, quién coño lo es en este laberinto llamado España. Pero es que Castilla les repele. Castilla les da grima y asco. Sí, Castilla, la de los Comuneros. Castilla, la de la Reconquista. Castilla, la de la democracia foral de Comunidades de Villa y Tierra. Castilla, cuyo emblema en piedra sigue incólume desde Arizona a Filipinas. Castilla, esa cuya lengua hablan hoy más de 600 millones de personas. Esa es la Castilla que odian.

Y es que para la izquierda española, Castilla no debe existir para que los castellanos sigan sintiéndose simplemente españoles y sobre sus espaldas pueda seguir levantándose este régimen antidemocrático, que impuso por la fuerza estatutos de autonomía que los castellanos no habían pedido. Para que su idea de España pueda seguir existiendo, a costa de seguir discriminando no solo a los castellanos, sino también a los extremeños, leoneses o aragoneses. Exactamente lo mismo que lleva haciendo y fomentando ese Partido Popular, al que dicen odiar tanto.

Castellanos, mediten sobre ello y abran bien los ojos.

“LOS CONQUISTADORES DEL PAN” (1.915) DE ANSELMO LORENZO (“LA ALCARRIA OBRERA”).

ANSELMOAnselmo Lorenzo es una de las personalidades más destacadas del proletariado europeo, un pionero de las luchas por la emancipación social que, como anarquista consecuente, ni tuvo cargos, ni disfrutó honores, ni gustó del éxito individual. Por eso mismo, constantemente hay que rescatarlo de ese olvido interesado de las clases dominantes y de sus cómplices académicos. Como prueba de su lucidez, reproducimos el que, seguramente, sería su último artículo, en el que disecciona el trasfondo de la Gran Guerra mundial y se mantiene firme en la defensa del ideal libertario. Publicado en 1915 en un número especial de Tierra y Libertad, le acompañaba esta breve nota: “Este artículo lo escribió pocos días antes de morir para publicarlo en la prensa burguesa, lo que no pudo conseguir a pesar de los esfuerzos que hizo”. Hoy ve de nuevo la luz en La Alcarria Obrera.

La guerra europea ha producido una importante e inesperada escisión en el proletariado emancipador.

De una parte se han presentado quienes, considerando al imperialismo germánico como la amenaza más peligrosa para el ideal, y en atención a los antecedentes revolucionarios y democráticos de Francia y de Inglaterra, prescindiendo de la significación absolutista de Rusia, piensan que los trabajadores deben contribuir directa, moral y materialmente a la destrucción de la soberbia alemana.

Otros, firmes sostenedores de los principios y de las aspiraciones de La Internacional de Trabajadores, mantienen su oposición a la guerra, viendo en la actual el resultado de la dominación del capitalismo, formado sobre el arcaico y aún vigente concepto legal de la propiedad romana, y de los imperialismos en lucha por la hegemonía mundial, y declaran que aceptar la guerra, tomando parte voluntariamente en ella, es claudicar; peor aún, es renegar, con lo que únicamente se consigue favorecer a la burguesía explotadora, fortalecer el Estado tiránico y anular la personalidad proletaria.

En España se tiene noticia de esa escisión por la información de la prensa, que transmite las manifestaciones públicas del proletariado extranjero, especialmente inglés, francés, italiano y portugués, sin que el español, hasta la hora presente, haya dicho una palabra sobre tal asunto, casi reducido al miedo, a la amenaza del hambre y atareado en la ineficaz faena de arbitrar recursos, de acuerdo con las autoridades, para atenuar la crisis de subsistencias y de trabajo.

Considero esta actitud indigna de la mentalidad y de la pujanza de los trabajadores españoles, manifestada en la prensa obrera y en una serie de actos que, a partir del Congreso Obrero de Barcelona de 1870 hasta la fecha, alcanzaron gran importancia histórica, y les excito a que suelten prendas y a que den la cara, como corresponde a quienes han de desempeñar una función progresiva, sobre todo en estos momentos en que tanto preocupa el pro y el contra de la neutralidad.

Téngase en cuenta que el capitalismo, en su existencia actual de trusts monopolizadores y de grandes compañías explotadoras, no vive ya de la explotación directa del obrero, sino del empréstito, del crédito, del agio, de la especulación comercial, de la exportación de productos y de la conquista de mercados, alcanzando ya su más alta expresión en el imperialismo, monstruo insaciable de conquista y de dominación.

Alemania ha realizado el tipo de Estado militarista: si triunfara en la actual guerra, aumentaría indefinidamente su poder, pero reconózcase que si triunfaran los aliados, no resultaría vencedora la justicia, sino el mal menor, que ha seducido a los anarquistas convertidos en oportunistas, porque la victoria se repartiría entre naciones sin homogeneidad posible, incapaces de constituir cada una por sí un peligro predominante, teniendo además el contrapeso de contraer en sí mayor resistencia popular y mayor fuerza de tradición revolucionaria.

Es evidente que esta guerra es causada por el capitalismo, por los diversos imperialismos más o menos poderosos, por los diferentes partidos militares, por los múltiples intereses sostenidos con la guerra y con la paz armada y por los antagonismos industriales y bancarios. Es indudable que ningún Estado combate con sinceridad por la libertad, por la civilización, por el progreso, y de lo que positivamente se trata es del engrandecimiento capitalista de cada nación, o a lo menos de la defensa mutua de las naciones relativamente débiles ante la monstruosamente predominante; de donde resulta que la acción guerrera de los trabajadores redundaría en su propio daño, porque desharía su obra, anularía su propaganda, desvanecería su rudimentaria organización y hasta les privaría de base racional de toda protesta y rebeldía, ya que por hecho de sentar plaza de soldados renuncian a sus inmanentes derechos.

No se olvide que los que, en defensa de un Estado, hablan de la guerra como medio de imponer al mundo un ideal de civilización y de paz contra otro de disciplinaria esclavitud, se reservan como garantía la superioridad industrial y comercial; aspiran, con el predominio económico, al económico; quieren la victoria y el imperio para reinar en el mundo desde el mostrador y el escritorio, ostentando como cetro, no una varilla sino metro de oro; venden civilización, no la regalan, reservándose la consiguiente ganancia; resultando en último término que si en todo contrato de compraventa, el reducido a constante comprador permanece en rutinario estancamiento, el vendedor acumula ganancia sobre ganancia y al fin se enriquece a costa de la clientela.

Expuesto así el asunto, me propongo demostrar que la guerra actual representa el fracaso del Estado, consecuencia de fracasos anteriores, especialmente los sufridos por las clases dominadoras, no directoras, la aristocracia y después la burguesía; que el proletariado se presenta como el elemento salvador y verdaderamente progresivo, sin que el trastorno ocasionado por la guerra tenga más significación que el de incidente molesto y perturbador dominable, ni que las declaraciones retroactivas hechas recientemente por prestigiosos santones tengan más significado que el de síntomas de debilidad cerebral y de casos de morboso pesimismo individual.

A la vista de tanta ruina y desolación, para consuelo y racional esperanza de mis compañeros los trabajadores, deseo divulgar este grandioso pensamiento de Reclus: “A los conquistadores del pan, es decir, a los hombres de trabajo, asociados, libres, iguales, desprendidos del patronazgo, se halla entregada la causa del progreso. A ellos tocará introducir el fin el método científico en la aplicación a los intereses sociales de todos los descubrimientos particulares.

UNA DOLOROSA DECISIÓN (DEL BLOG DE ADRIÁN GALÁN).

ADRIANHay momentos y situaciones en que la vida nos pone en un brete y nos habla a través de las personas para señalarnos por dónde hemos ir si nos hemos perdido, y ello conlleva y nos obliga a veces a tomar decisiones, duras, y dolorosas, por las consecuencias, porque perdemos personas que tuvimos aprecio, aunque también perdemos personas que en el fondo, nos arrastraron en su espiral, en la que se encontraban hallados desde hacía tiempo incapaces de salir del agujero, pretendiendo nadar a contracorriente, sin tener en cuenta que con ello arrastraba a gente que si se acercaron a ver, fue primero porque querían conocer, les habían comentado que el viaje merecería la pena y que había que hacer cosas nuevas…pero no a cualquier precio.

Dicen, que en la guerra y en el amor, todo vale para conquistar tus objetivos, pero yo creo que no. No se puede jugar con la ilusión y los sueños de alguien, para autosatisfacernos, o convertirlos en alguien como nosotros. No lo merecen.

Ahora ya no se trata de seguir y ya está, el daño está hecho, se ha aprovechado de unos pobres para ponerlos contra Abel. Ya no distingue la verdad de lo que es falso.

Está acabado, hecho trizas. Su película ha terminado.

No podemos pretender crecer, sin haber dejado crecer nuestras alas, ni se puede mejorar el vuelo sin haber caído varias veces y vuelto a intentarlo, y es que no es tanto nuestras plumas, sino el seguir luchando en el proceso de aprendizaje, hasta lograr lo deseado.

Lo fácil es rendirse, transformarse, o buscar pasar desapercibido ante la gente en la vida, pero lo cierto, es que lo que suele tener éxito, es lo que siendo o no atractivo a la vista, conlleva personalidad, esfuerzo, inteligencia, y trabajo, mucho trabajo, y mucha paciencia para llegar a donde se está.

Yo he tomado una decisión, y es ser libre, y hacer lo que considero que es lo correcto, huir de aquello que me distraiga de mis objetivos, usar los medios que me permitan alcanzarlos, y contar con quiénes sin temor ni complejo, se enfrentan a la realidad por dura que sea, y siguen adelante, sin evadirse buscando arcas perdidas, o santos griales, que le den el poder, y es que no se trata de agradar a nadie, sino de ser y hacer las cosas porque crees que así son, y porque así eres, porque tranquilo, que el tiempo y la providencia te marcarán el camino, y te vislumbrarán tus victorias, a base de tu incansable lucha, y trabajo.